Marc DUFRAISSE - AutentiCoach Partners

Marc DUFRAISSE - AutentiCoach Partners

Creamos espacios dedicados al desarrollo de las personas, del equipo, de la empresa.

Libera tu Potencial

Libera tu Potencial
Libera tu Potencial

24 de septiembre de 2012

¿Por qué es eficiente integrar las emociones en el management?



Somos seres de relaciones, afectivos, emocionales.

Las empresas se empeñan en sólo ser objetividad, hechos, datos, sistemas...

Las relaciones dentro de las empresas están basadas en las apariencias, en estereotipos, en modelos que definen lo que es el éxito y el fracaso. Son frías, distantes, inhumanas...

Si acaso un colaborador se siente desestabilizado, inconfortable, frágil, tendrá que esconderlo al máximo para que no se le considere como débil, inoperente, ineficiente, incompetente...

Todo colaborador, por competente que sea, puede vivir momentos o épocas de inseguridad, de duda, de desconfort...Estos periodos, aunque duren sólo un tiempo, dejan una huella, como una herida en la motivación y la energía del colaborador en el trabajo...

¿Cuando los directivos y mandos van a aceptar todo lo que hay en una persona?
No sólo lo racional, factual, lo competente, lo seguro, pero también la duda, la insatisfacción, el malestar, la incertidumbre, la tristeza...


¡No temas en dejar un espacio a las emociones! No abrirá la puerta a la incompetencia, a lo indecente... Crear intimidad con las personas no te hace vulnerable... No disminuye tu liderazgo ni tu autoridad...
En realidad, es exactamente lo opuesto: abre la puerta a posibilidades nuevas, a relaciones más auténticas y cercanas, a una motivación y un compromiso muy superiores. Lo que frenaba a la persona, aunque aun exista, ha sido dicho, expresado, sacado y tomando en cuenta con atención, respecto y confidencialidad.

Tomar en cuenta y gestionar las emociones desprende las posibilidades de las personas, de los equipos, de las empresas....
Permite integrar mejor a los equipos. Alinear las estrategias, la organización. Crea coherencia y sentido.

Abre la puerta a lo emocional.
No tengas miedo..

Acepta este pequeño desconfort que crea en ti. Tu también vas a aprender de el.
¿Acaso tu no eres vulnerable también?
¿Lo haces?¿Te atreves?

¿Qué te parece?   

6 comentarios:

  1. Me parece una visión integral que considera al ser humano en su totalidad en un contexto laboral que desafortunadamente tiende a deshumanizar a las personas. Acaso el ser humano no trabaja con el principal objetivo de cubrir sus necesidades humanas? Por qué negar esa parte tan humana que hay en todos nosotros? Somos fuertes y capaces con todo lo que somos o vivimos en cada momento, ya sea en nuestro mejor o en nuestro peor momento. Aceptemos , compartamos y vivamos todas nuestras emociones. Si al final, estamos todos hechos de lo mismo... o no?

    ResponderEliminar
  2. Una interacción de los valores de las personas con los de las organizaciones, generando un aumento de las emociones positivas, tendrá como resultado seguro un mayor compromiso, mayor satisfacción laboral e involucración personal en el trabajo, mayor y mejor esfuerzo por la tarea… En definitiva, un optimismo creciente que favorecerá el desarrollo personal y profesional de las personas y por ende también el bienestar y clima interno de las organizaciones. Tomar conciencia y comprometerse con ello será una excelente vía de avance hacia la mejora personal y profesional. Gracias !

    ResponderEliminar
  3. Aceptar las emociones es aceptar todo lo que hay, positivo y negativo, fácil y difícil, sencillo y complicado.
    El aceptar abre la puerta a una cierta libertad para las personas de ser más verdaderas, más auténticas en su trabajo, en los equipos.
    Gracias por vuestros comentarios.

    ResponderEliminar
  4. Esta es la gran carencia de la mayoría de las empresas. Si admitimos que el mayor tesoro en su composición son las personas, no se comprende por qué no se dedica tiempo a gestionarlas, a cuidarlas, a orientarlas acerca de cómo la empresa quiere y desea que se realice el trabajo....pero no...a las personas se las abandona cual rebaño de ovejas a las órdenes de quien te toque de jefe...¿será bueno?..¿será malo?...¿le caeré bien o mal?...y este no es el camino. El camino pasa por lograr la excelencia en cada uno de nosotros, en tratar a las personas con respeto y dignidad cualquiera que sea la jerarquía que ocupe. Mi deseo es una sociedad en la que cada uno de nosotros sea FELIZ en su trabajo, que logremos amanecer sabiendo que seremos felices con lo que hagamos, que seremos honestos en el desarrollo de nuestras tareas y responsable en la toma de nuestras decisiones...y lo más importante, que pase lo que pase , vamos a será poyados por nuestros superiores porque confían en nosotros. Sólo de esta manera construiremos un mundo donde rijan los valores y principios que deben ser...y sólo de esta manera dejaremos a nuestros hijos una sociedad ideal. Trabajemos, pues , para que esto sea así.

    ResponderEliminar
  5. Aceptar, respetar y gestionar la diversidad de las personas y de sus emociones requiere liderazgo y madurez.
    Es más fácil esconderse detrás del concepto de recurso humano. Entonces la gestión es racional, medible y cuantificada.

    ResponderEliminar
  6. Porque recursos no tienen emociones... Tampoco tienen motivación ni creatividad...

    ResponderEliminar