Marc DUFRAISSE - AutentiCoach Partner

Marc DUFRAISSE - AutentiCoach Partner

Creamos espacios dedicados al desarrollo de las personas, de la empresa.

12 de abril de 2020

La sabiduría de la vida


Como personas nos creamos nuestra propia visión del mundo, nuestra propia lógica. Fuimos moldeando nuestra percepción de la realidad, nuestro entendimiento de lo que nos rodea. Nuestras mentes han ido dando sentido a lo que vemos y lo que sentimos.

Así es como se forjan nuestras creencias, nuestras realidades, nuestras certezas.
Y vivimos nuestras vidas con estas gafas que nos construimos día tras día.

No vemos el mundo como es, vemos el mundo como somos.


Hasta el día en que tropezamos, caemos, fallamos. De repente, nuestra realidad ya no nos aporta respuestas, nuestra lógica ya no funciona... Podemos estar confundidos, desorientados, perdidos...

Entonces tenemos que cuestionarnos, adaptarnos a estas nuevas realidades que descubrimos. ... quizás nos abrirnos a nuevas áreas que ni siquiera sabíamos que existían.


La vida termina llevándote a los límites de tu comprensión, te desorienta, te hace sentir incómodo. Te lleva a dudar, a soltarte, a caer... para levantarte de nuevo.

Para poder más conocerte.
Para hacerte mejor.
Más auténtico.
Más sabio.
Para ser más eficiente, más productivo, más coherente.

Para tomar el camino correcto, para ser el líder de tu vida.

¿Consigues aprovechar estos momentos de duda y confusión para crecer?

19 de marzo de 2020

¿No es esto lo que necesitábamos?


Hay una cita que dice que la vida nos trae las experiencias que necesitamos para crecer. Que no hay coincidencias, que nada ocurre por casualidad.

En cierto modo, esta crisis por la que estamos pasando no es una coincidencia.

La pasada crisis financiera nos enseñó a luchar más para sobrevivir, ser activos, perseverar, ser resistentes y reinventarnos siempre para sobrevivir económica y socialmente.

En esta crisis se trata de detenerse. Detenerse y ser capaz de reducir la velocidad, respirar, reinventar la forma en que nos relacionamos con los demás y seguir con nuestro trabajo, con nuestras carreras.

Hay un mensaje para este mundo, para las instituciones y las empresas. Hay un mensaje para nosotros. 

Volver a lo esencial, a ti mismo, a tu vida, a tus prioridades, a tus ambiciones y deseos reales.

Estos tiempos nos permiten redescubrir quiénes somos y lo que nos rodea, tomar conciencia de nuestra capacidad de adaptación, de aprendizaje y de cambio de nuestras rutinas diarias. Este es un momento para ser más curioso sobre ideas nuevas, para aprender y probar nuevas cosas, nuevos hábitos.

Es un lujo poder seguir a tu propio ritmo. ¿Has conseguido ir más despacio?  

¿Qué te muestran estos momentos? ¿Qué te revelan de ti mismo?


26 de febrero de 2020

Adictos a ganar

Estamos adictos a ganar.


Y cuando se nos resiste algo, cuando cometemos errores y/o fracasamos, nos llena de tristeza, de desánimo, de enfado… Perdemos nuestra confianza en nosotros, nuestra autoestima. Lo vivimos mal, sufrimos de ello…


¿Qué es ganar?

Es alimentar nuestra competitividad, nuestro ego, es competir…Si ganamos, es que otros pierden… otros que no han sido tan “buenos” como nosotros....
¿ Qué es triunfar? 
Es nutrir nuestro ego. Es crear esta ilusión de super héroe, de superman o superwoman…


Ganar y triunfar son la ilusión de haber llegado, de haberlo conseguido… y ¿ahora qué? ¿Acaso se ha parado el tiempo?. Ya está, lo hemos conseguido…¿Seguro? ¿Qué hemos conseguido?¿Tiene sentido?


Para mi, nuestra frustración, nuestro saboteo incesante viene de estas ideas, de estas expectativas ...del ganar, del triunfar…


Nos agarramos a estas metas, a estos clichés, a estas quimeras con desesperación, sin conectar con lo que realmente deseamos en lo más profundo. .. nos engañamos en poseer, en  tener ...en vez de ser…


Lejos de los estereotipos, en lo más profundo de ti … ¿qué es / qué sería para ti ganar? … ¿a qué se parecería triunfar?…


Y si la felicidad no estuviese en ninguno de los dos… ni en ganar ni en triunfar...
Y si estuviese en soltar, en dejar estas quimeras, estas expectativas ridículas pero aplastantes para centrarte en lo tuyo, en lo que realmente es importante para ti… 
...Quizás sea esto triunfar…¿No crees?


¿Qué es importante para ti?¿Qué es para ti triunfar?

27 de noviembre de 2019

El liderazgo es crear Contexto y Conexión.


Las empresas se esfuerzan por crear responsabilidad, apropiación y empoderamiento a todos los niveles...

Hay una percepción de que hay personas que deciden y otras que ejecutan... Las relaciones tienden a ser desequilibradas, las comunicaciones son principalmente unidireccionales.... La conexión entre los que deciden y los que suele ser baja....


¿Con qué consecuencias?


Los colaboradores tienen bajos niveles de motivación, de compromiso y de participación. Los estándares de calidad y de servicio son medios. Y en entornos económicos difíciles, los niveles de tensión y de estrés se acumulan y paralizan aún más a los equipos....


En realidad, ni los directivos ni los colaboradores se alegran de la situación....
Los primeros no se sienten seguros y ni confiados con sus colaboradores y equipos.
Los últimos no se sienten escuchados ni tomados en cuenta y desarrollan actitudes automatizadas y rutinarias.


Bueno. Sabes qué: ¡Esto podría cambiar!


El liderazgo consiste en crear la Conexión y el Contexto que permiten el cambio y que proporcionan rendimiento. 
Un nivel de conexión que mejora las comunicaciones abiertas y cercanas y desarrolla la intimidad, la credibilidad, las relaciones, la confianza.
Un Contexto abierto, no crítico pero inspirador, que permite negociar alianzas con los colaboradores y equipos con un compromiso compartido sobre objetivos comunes.


Contexto y conexión.


¡Trabaja estos dos elementos clave y crearás el compromiso y el desempeño que siempre has soñado para tu equipo!


¡Un equipo de sueño al alcance de la mano! ¡Piensa en ello!

¿Qué te parece?


8 de noviembre de 2019

Conflictos : ¿Se deben aceptar o se deben prohibir?

¿Son útiles los conflictos?


¿El conflicto en la empresa es una prueba de dinamismo o de desorganización?

¿Los directivos deben aceptar los conflictos o deben prohibirlos?

Detrás de los conflictos hay necesidades no identificadas, no cubiertas, hay perspectivas y puntos de vista no tomados en cuenta.

Detrás de un conflicto hay posiblemente nuevas ideas, ideas de mejora, oportunidades de negocio, de desarrollo, de organización.

El conflicto es una prueba de motivación, de compromiso, de dinamismo.

El problema es que las situaciones de conflicto apelan a las emociones. Son incómodas. Crean tensión. Por ello son difíciles de manejar.

Nos ponen en un contexto de incertidumbre, de peligro. Generan adrenalina, generan urgencia, nos conectan con nuestro lado más animal, con el estrés, generando posiblemente pasividad, agresividad o huida .

Ponen en evidencia nuestra emotividad, nuestra vulnerabilidad, nuestra fragilidad.

Al mismo tiempo el conflicto es prueba de que ésto es importante, de que va en serio. De que vale la pena luchar e ir a por ello.

Una empresa sin conflicto es una empresa dormida, somnolienta, anestesiada.

¿Hay conflictos en tu empresa?
¿Los manejas? ¿Los evitas?
¿Cómo te sientes con ellos?

Saca partido de los conflictos. Aprende a gestionar los conflictos y obtendrás resultados extraordinarios.

Para conseguirlo crea un contexto diferente, que toma altura, conecta con el sentido, la misión de la organización, la visión del negocio.

¿Cómo lo ves?

13 de septiembre de 2019

#Liderazgo : ¿ Estás en una #CulturaCorporativa de Exigencia o de Perdón?

Los desafíos de desarrollo, de rentabilidad, de competitividad de las empresas generan tensiones que afectan los niveles de confianza y de eficiencia de los colaboradores. 

Es en los momentos en los que las empresas necesitan más luchar o innovar que el contexto les anima a ser cautos y conservadores en sus actitudes.
  
Muchas empresas tienen una cultura implícita del objetivo, del deber, del compromiso ...y del castigo... Al tratar organizar y sistematizar procedimientos, se aplana la diversidad, las individualidades están amordazadas, la innovación o la iniciativa desaparecen. 

Sin embargo un valor potente es capaz de compensar esta situación: el saber perdonar. 
Es poco frecuente porque el éxito es una obligación, una exigencia. No es negociable. Aceptar el perdón sería abrir la puerta al error , al fracaso. ¡Inadmisible!  

La capacidad de perdonar es la base de la confianza. Y del crecimiento. Perdonar los errores es dar la oportunidad de aprender para mejorar, de fallar para acertar. 

Los mejores profesionales no son los que nunca fallan. Son los que fallan y aprenden de ello. 

¿Das la oportunidad a tu equipo? 
¿Creas el contexto de confianza para permitirlo? 



¿Sabes perdonar?

12 de junio de 2019

Liderazgo: Opina… pero No Juzgues


La sociedad nos lleva a juzgarlo todo. Cada detalle, cada postura, las apariencias, las expresiones pueden ser interpretados y utilizados en pro o en contra. Los criterios son infinitos. La apariencia, la moda, los signos externos de riqueza, todo está percibido, observado, disecado, utilizado... Utilizado para ir por la via rapida hacia juicios express, juicios limitantes que encierran, emprisionan la comunicación y las relaciones en marcos preestablecidos. Catalogamos a las personas … no buscamos saber más… Ya no somos curiosos ni realmente abiertos a más. Juzgamos con pocos elementos y ya no tenemos ni apertura ni curiosidad para más.
Este mecanismo es humano. No podemos evitar interpretar, pensar, simplificar, hacerse una opinión... Pero evitemos juzgar. Opinemos sí. Necesitamos, tenemos derecho y debemos opinar...pero no juzguemos, no nos cerremos, no nos encerremos. Opina y sé abierto al otro. Ábrete a lo que no conoces, a lo que no sabes... Juzgar habla de ti, no del otro. Juzgar puede ser despreciar, ponerse encima del otro. Es asumir que tienes la verdad...la única verdad.

Es cerrarte a otras maneras de pensar, de vivir, de entender. Es negar la diversidad, las diferencias.... Sólo las diferencias enriquecen, no las similitudes… Juzgar a un miembro de tu equipo es verlo con sus carencias, no con su riqueza. Es quitarle su potencial. Opinar es expresarte, ser asertivo, valiente, abierto para el debate, es construir para conseguir resultados. Opinar es compartir para entender, dar feedback, desafiar, acompañar y ayudar a tu equipo para que alcancen su potencial. Opina y no juzgues. Acoje, enriquécete de la diversidad. ¿Qué opinas? ¿Opinas o juzgas?

13 de mayo de 2019

¿Cómo manejar las negociaciones difíciles?


Las negociaciones efectivas se producen cuando ambas partes son capaces de mirar el problema desde todos los ángulos posibles para ser abiertos, flexibles y creativos al construir una solución.

 A veces el problema es tan importante, lo que está en juego es tan grande que sin darse cuenta la gente se convierte lentamente en parte del problema.

  Cuando tú eres el problema, cómo quieres dar un paso atrás, variar las perspectivas para proponer opciones, no quedar atrapado... De ninguna manera!


 Estás atascado en el tema... te sientes mal... te lo tomas como algo personal... no fluyes...

 ¿Cuál es el problema? ¿Qué es lo que quieres? ¿Qué es lo que buscas?
¿Estás dispuesto a ser flexible, escuchar, interactuar, construir una solución con el otro?
¿O estás tenso, rígido, enojado, abrumado...

¿Eres capaz de ver el problema con todos sus componentes, todos sus beneficios potenciales, todas sus posibles limitaciones?

Respira. 
Deja a un lado las etiquetas, los juicios.
Ve la otra parte como capaz, humana, responsable. 
Trabaja en tu flexibilidad, en tu curiosidad con el otro.
Sé consciente de lo que está sucediendo, de su lenguaje corporal, de lo que se dice o no se dice. 
Ábrete, ve más allá de las apariencias, sé curioso, escucha...
Libérate, sé creativo, ágil. Baila con el momento.
No te bloquees emocionalmente. Cambia tu perspectiva, tu postura.

Dirige la negociación, dirige la conversación, gestiona la relación con intuición y experiencia..... Los resultados dependen de ello.

14 de febrero de 2019

De top performer a líder mediano


Desarrollar y promover a las personas con mejores resultados es clave. Aumenta la lealtad de los empleados, aumenta las posibilidades de mantener un alto potencial en la empresa y contribuye a crear una cultura empresarial basada en el rendimiento y la confianza.

Sorprendentemente, también tiene muchas desventajas posibles.

La primera es quitar a los mejores contribuyentes de su Expertise, donde crean más valor para el negocio.

La segunda es que lo que hace que los colaboradores sean de alto rendimiento a menudo puede ser lo que les hace ser gestores mediocres, inconscientes del Proceso de gestión de equipos.

La tercera es que, en consecuencia, la cultura de la empresa puede verse dañada por estilos de Liderazgo inadaptados.


1-Expertise

Cuando tu forma de hacer las cosas funciona es genial.
Lo has estado revisando y mejorando durante muchos años para que sea efectivo...

Pero no lo transformes en LA única forma de hacer las cosas.

Cuando llegas a un puesto de gerencia, da un paso atrás y apoya a los miembros de tu equipo para que encuentren su propio camino hacia la superación.


2-Proceso

El liderazgo no se trata sólo de ser un experto en tu campo, en el área, en el contenido. Puede ayudar, pero también puede sabotearte.

El liderazgo es un proceso, es crear y mantener el contexto más adecuado para que el equipo se sienta inspirado, motivado, desafiado y para que logre en mayor medida sus objetivos.

No te esfuerces por tener razón. Lucha por los resultados.


3-Liderazgo

Dale a tu equipo lo que necesita. Un ambiente seguro pero desafiante donde puedan expresarse, ayudándolos a encontrar su manera de hacer las cosas, aprender y mejorar.

Mejorar el espíritu de equipo y los valores.
Promover la disciplina 
Compartir y trabajar en estrecha colaboración
Adaptarse a cada miembro del equipo.


La gestión y el liderazgo no son innatos.

Proporcione a su equipo directivo los medios para aprender a convertirse en auténticos líderes.

28 de noviembre de 2018

No te dejes Impresionar


No te dejes Impresionar por: 

Dinero, grados académicos, seguidores, apariencias, vestimenta posesiones. 


Debes impresionarte cuando veas: 

Generosidad, integridad, nobleza, humildad, sencillez, bondad, compasión, autenticidad



By: Juan Arévalo

14 de agosto de 2018

¿Competir o Compartir?


¿Dividir o reunir? 

Sentirse diferente y prescindir del otro, no querer saber de él...
 ...o...
Respetar la diferencia, buscar lo que aporta el otro, enriquecerse de su enfoque, de su aportación original.
 
Ser competitivo, buscar a ser más eficiente, productivo, valioso que el otro...
 ...o...
Ser generoso, respaldar el otro, aprender de él y buscar una colaboración ganar ganar.

Estar en la carencia, el desprecio, la desconfianza, el individualismo…
...o...
Estar en la abundancia, en la humildad, el respaldo, lo colectivo.

¿Qué te es más natural?
¿Dónde te sientes más cómodo?

¿Dividir o reunir?
¿Competir o compartir?
¿Criticar o confiar?
¿Separar o unir?

21 de febrero de 2018

¿Y si nos volviéramos humanos otra vez?


Si en las entrevistas o reuniones, dejaramos nuestras agendas ocupadas, nuestros ambiciosos objetivos, nuestros dispositivos móviles invasivos, para estar en el momento, escuchando a las personas, sus sentimientos, opiniones, deseos, realidades, ambiciones.....


Si, en las relaciones de management, pasáramos de la autoridad, de la gestión a través de la coerción, la presión, el miedo, al establecimiento de alianzas individuales, adultas, abiertas, aceptando la diversidad y la originalidad de cada individuo.


Si en las relaciones sociales, pasáramos de la segregación, las relaciones de poder, el etiquetado, el cotilleo... a la tolerancia, la apertura, la curiosidad y el interés en los demás, en sus sueños, ambiciones, riquezas... y dificultades.

Si en nuestras vidas pasáramos de la carencia a la abundancia, de la codicia a la generosidad, de la competitividad a la colaboración.


Si decidiéramos centrarnos, conocernos, construirrnos desde dentro para dar lo mejor de nosotros mismos.


Si aprendiéramos a escuchar, a crear contextos de intercambio genuino, a establecer colaboraciones, a construir, a avanzar, a progresar.


Si dejáramos de ser soldados para convertirnos en actores,  ovejas  para ser leones, recursos para ser líderes.
Líderes de nuestras vidas y sueños


¿Si respetáramos nuestros valores, nuestras ideas, nuestros principios, nuestros verdaderos deseos?
Y volviéramos a ser auténticos...


¿Qué pasaría entonces?

2 de enero de 2018

Feliz 2018.

Más allá de las apariencias y de los juicios.

Más allá de los razonamientos y de lo razonable

Tu verdad está más allá. 
Está en ti, en tu cuerpo, en tus vivencias, 
en tu capacidad de soltar y de atreverte.


Te deseo

 que 2018 te aporte felicidad y crecimiento, 
con desafios y logros que te permitan conseguir

Serenidad, Placer, Plenitud.


¡Feliz año 2018!



20 de octubre de 2017

Los Cuatro Principios del Líder Sabio

Un colaborador viene al líder sabio y le dice:
- Tengo que decirte cómo se comporta un miembro de su equipo.
El líder sabio:
- Espera . Antes de decirme cualquier cosa querría que pasara un pequeño examen. Es llamado el examen del triple filtro.
- ¿El triple filtro?
- Tus palabras deben pasar a través de tres filtros. El primero es el de la Verdad. ¿Has comprobado que lo que quiere decirme es cierto?
- No, lo he oído y ...
- Bueno, entonces  sin duda lo has pasado a través del segundo filtro, el de la Bondad. ¿Lo que quieres decirme es algo bueno?
- No, todo lo contrario ...
- Vayamos al tercer filtro : ¿lo que quieres decirme es Útil?
- ¿Útil? En realidad no ...
- Bueno, si lo que quieres decirme no es ni verdadero, ni bueno, ni útil, prefiero no escucharlo. En cuanto a tí, te aconsejo que se lo olvides.
- Ok...
- Sin embargo, cuéntame más. Te agradezco que hayas venido a verme. Me gustaría saber más de ti. ¿Cómo estás? .... ¿Cómo te va? .... ¿Cómo ves tu trabajo? ¿Tus resultados? ¿Alguna idea, sugerencia, deseo, ambición....? ¿Algún compromiso con el que pueda ayudarte?

Verdad, Bondad, Utilidad,... Empatía.

18 de septiembre de 2017

El poder de las emociones

El mundo de la empresa deja poco espacio para las emociones. Está basado en lo racional, la eficiencia, la producción, la rentabilidad, la rapidez. No hay lugar ni tiempo para ellas.

El mundo laboral es un contexto exigente y acelerado, donde las personas se vuelven más duras, más rígidas, más insensibles...Se apartan de sus sensaciones, de sus emociones. Se crean una coraza y actúan desde ahí.


Al mismo tiempo, somos seres sociales y mamíferos y nuestras emociones son nuestra vida, nuestra energía, nuestra brújula y conexión con el mundo. Sin emociones seríamos máquinas.
David Bowie - The Mask


¿ Cómo conciliar la vida moderna y las emociones?

¿ Cómo evitar construirse una máscara?¿una coraza ?
El liderazgo, la eficiencia y el equilibrio vienen de la capacidad que tiene uno de asociarse o disociarse de sus emociones.

Cuando un cirujano está operando del corazón un niño de 3 años, mejor que no esté siendo emotivo o emocionado al manejar el bisturí. ¡Le temblarían las manos!
Es vital que se disocie de sus emociones para ser lo más atento, profesional y preciso posible.

Cuando un directivo está comunicando, está en una reunión o en una entrevista, lo mejor es que no esté actuando como un robot, y que esté mostrando escucha, empatía, conexión para ser profesional pero también presente, humano, auténtico, inspirador.
En su caso, requiere asociarse emocionalmente para estar totalmente presente e impactante en sus actuaciones e interacciones.

La complejidad está en tener el equilibrio adecuado... El que funciona mejor para cada uno... para evitar ser máquinas sin alma, o a la inversa, ser emocionalmente frágiles o débiles.

Desarrollar tu capacidad para emocionalmente asociarte o disociarte te dará poder en tu vida y en tus relaciones con los demás. Trabaja esta agilidad, esta flexibilidad.
El poder no está en actuar como una máquina, como un robot.

No apartes tus emociones. Son lo más personal, íntimo y potente en ti. Son tu energía vital.
Gestiónalas. No las dejes invadirte en el momento inapropiado, pero déjalas expresarse en los momentos adecuados.

¿Cómo gestionas tus emociones?

3 de agosto de 2017

¡Feliz verano!


¿Qué estás buscando para esta pausa veraniega?

¿Te gustaría tener un momento de desconexión, de toma de distancia, de huida de tu día a día del resto del año?

O estás buscando volver a conectar contigo mismo, para hacer un balance, para volver a explorar tus sueños, tus ambiciones, para tomar un paso atrás y mejor ver tus opciones presentes y futuras...

Prefieres volver a conectar con las sensaciones más simples y directas, en vivo, con tu cuerpo, a través de actividades y juegos físicos deportivos, emocionantes, divertidos ...
O buscas tranquilidad, relajación, armonía, serenidad ...

Quieres compartir tu verano con tu familia, amigos, conocidos ...
O retirarte, relajarte lejos del mundo, solo o con algunos amigos cercanos, en privado...
 
Buscas huir de tu vida diaria
O buscas prolongarla

El verano es un punto de conexión natural con quien eres, con quien estás siendo.
Haz que este verano sea un tiempo que continúe acercándote cada vez más de lo que eres y a quien quieres ser.

Cuídate. Disfruta…

Bonito y auténtico verano!


26 de abril de 2017

¿Qué tipos de relaciones tienes?


Cada día nos relacionamos en el trabajo con decenas de personas.
El tipo de relaciones que podemos tener es infinito... Infinito como la variedad de las personas que mantienen estas relaciones....

Toda la diversidad reside en los valores y esquemas que sostienen y alimentan la relación.

En un extremo encontramos la relación de interdependencia, de transparencia y de respaldo. Aquí el objetivo de cada uno es la colaboración y el crecimiento del negocio y de las personas. La atención, la escucha, el respaldo y la apertura son los elementos clave....

...En el otro extremo está la relación de dependencia, coerción, presión. La relación es como un balance de pagos donde se hacen pagar cosas y se cobran otras. Es como un combate donde el resentimiento y la contaminación alejan toda posibilidad de apertura y de crecimiento.

La relación interdependiente es una plataforma de lanzamiento para cada parte. Desde esta plataforma todo es posible, sin límites, con el apoyo y el reconocimiento del otro permitiendo alimentar la pasión, experimentar y crecer sin fronteras....

La relación de dependencia es una prisión, un encarcelamiento para cada uno. La energía se auto consume en la relación, al infinito. No hay límites al hacer pagar al otro y a los demás tu infelicidad. Sólo va creciendo la amargura y la tensión...

La primera ve al otro con sus fuerzas, su potencia, sus potencial, sus posibilidades, su luz. Es ágil, flexible, libre.
La segunda enjuicia. etiqueta al otro, ve lo que le falta, lo que lo limita. Es rígida, cerrada, condenada.  

La relación de interdependencia es abundancia, crecimiento.
La relación de dependencia es carencia, estancamiento.

Y tu, entre estos dos extremos

¿Cómo percibes a los demás?
¿Qué relaciones tienes?

22 de febrero de 2017

E-moción, energía para la moción.


Datos nunca han motivado a nadie.
Hechos tampoco.


Lo que motiva a las personas son las emociones.
Emociones generadas por el sentido de lo que haces o de lo que quieres conseguir, por los sentimientos, las relaciones, el sentimiento de pertenencia, el grupo, el equipo, el orgullo de ser parte de algo grande, ambicioso, generoso, que contribuye, que aporta valor…



Hasta finales del siglo XX pensábamos que los humanos sólo tomaban decisiones sobre bases racionales, objetivas, lógicas…


Del “Pienso entonces existo” al “Siento entonces soy”.


A finales de los años 90 Antonio Damasio demostró científicamente que la realidad es todo lo opuesto: las decisiones son emocionales ... Sin emoción no hay valoración posible, no se puede definir lo que está bien o mal, mejor o peor ... ninguna decisión es posible.


La emoción es energía.

E-moción, energía para la moción.


La revolución industrial se basó en el humano como recurso de producción objetivo y racional. El recurso humano.


La empresa moderna, post industrial, tiene que tomar en cuenta la dimensión emocional para motivar y movilizar a las personas .
Hoy se ha vuelto imprescindible dar y aportar sentido, compartir valores humanos fuertes, generar confianza y valentía para fomentar el compromiso y el desempeño de los equipos humanos.


¿Que piensas?

¿Que sientes?